SALUD BUCAL ADULTA: LA PREVENCION ES FUNDAMENTAL

La clave para mantener una sonrisa brillante y saludable a lo largo de la edad adulta es practicar una higiene oral correcta. Los adultos padecen caries, así como enfermedades gingivales que pueden llevar a serios problemas. A lo largo de su vida adulta, es importante seguir:

  • Cepillando los dientes mínimo dos veces al día con pasta de dientes con flúor para eliminar la placa dental, esa capa pegajosa en los dientes que es la principal causa de caries e inflamación de las encías, llamada gingivitis.

  • Use el hilo dental diariamente para eliminar la placa entre los dientes y debajo de la línea de las encías, antes de que se endurezca formando sarro. Una vez que se ha formado sarro, sólo puede ser eliminado por un higienista dental durante una limpieza profesional.

  • Limite los alimentos azucarados o altos en calorías, especialmente refrigerios pegajosos. Cuanto más a menudo pique entre comidas, más posibilidades da a las bacterias para crear ácidos que atacan al esmalte de los dientes.

Además de mantener una buena rutina de cuidado dental en casa, lo mejor que se puede hacer es programar revisiones dentales regulares y limpiezas profesionales. Su dentista puede monitorear de cerca su salud oral y encargarse de los problemas antes de que aumenten en severidad. Algunas de la afecciones más comunes en adultos son:

  • Enfermedad periodontal: Después de los 35 años de edad, esta enfermedad puede provocar pérdida de piezas dentales. Si la rutina de limpieza no es buena, el sarro y la placa bacteriana pueden causar daños irreparables a los dientes y estructuras de soporte.

  • Rotura de restauraciones dentales: Las restauraciones dentales tienen una expectativa de vida de cinco a ocho años. Cuando comienzan a romperse, los alimentos y bacterias pueden llegar a acumularse por debajo. Cuando esto sucede, las caries pueden adentrarse en el diente, afectando el nervio y requiriendo posteriormente un tratamiento de endodoncia.

  • Trastornos de la articulación temporomandibular: El bruxismo y los malos hábitos dentales, pueden causar que la mordida cambie ligeramente. Después de un tiempo, las uniones responsables del movimiento de la mandíbula pueden quedar afectadas y causar dolores y bloqueos de la mandíbula. Si usted rechina los dientes cuando duerme, su dentista le puede hacer un protector nocturno; este aparato elimina el estrés de las articulaciones y evita el desgaste del esmalte por el rechinar.

  • Pacientes femeninas: Los cambios hormonales durante la pubertad, menstruación, embarazo y la menopausia exageran la manera en la que las encías reaccionan a la placa. Durante esos momentos, las mujeres deben ser especialmente cuidadosas al cepillarse los dientes y usar el hilo dental todos los días, para prevenir enfermedades periodontales.

Fuente: COLGATE (www.colgate.com)

Mar del Plata - Buenos Aires

Seguinos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon