Limpieza facial: un hábito para difundir
 

Tanto por la mañana como por la noche, la adecuada limpieza del rostro es fundamental para preservar su salud y belleza.
 

            La limpieza facial es un hábito de cuidado diario imprescindible, que mejora el aspecto general de la piel al eliminar las impurezas que se van acumulando: los poros suelen juntar polvo y suciedad, lo que impide que la piel respire; cuando la piel está limpia, recupera la luminosidad y se vuelve suave y tersa.
 

Las toxinas que elimina la piel mientras dormimos generan suciedad. Por eso, antes de aplicar cualquier tratamiento durante la mañana debemos limpiar perfectamente la piel. El proceso se debe repetir por la noche, incluso en mujeres que no se maquillan.
            Los productos de higiene eliminan las impurezas y controlan el exceso de sebo y la flora bacteriana. Algunos ejemplos:

- Eucerin Dermopure Oil Control Gel Limpiador para piel grasa: Producto no comedogénico,  suave y efectivo para remover el exceso de grasa, la suciedad y maquillaje. Deja a la piel con una sensación de limpieza, frescura y suavidad.

- Vichy Normaderm Phytosolution Gel Limpiador Purificante Concentrado: Para piel grasa con tendencia acneica. Enriquecido con minerales, incluye un extracto probiótico que elimina la suciedad, el polvo y las partículas de la contaminación con el primer lavado.
- La Roche-Posay Effaclar Gel Moussant Purificante: Ideal para pieles sensibles y grasas con imperfecciones y acné. Purifica suavemente la piel, gracias a los agentes limpiadores seleccionados.

- ISDIN Acniben Teen Skin Espuma Limpiadora Purificante: Producto “oil free” para pieles grasas con tendencia acneica. Limpia y purifica en profundidad y regula el exceso de sebo, permitiendo que la piel respire. Reduce las rojeces o imperfecciones cutáneas.

- AVENE Gel de Limpieza Clenance:  Limpia suavemente la piel gracias a su base limpiadora suave, sin jabón. Incluye un activo que regula el exceso de sebo; y agua termal de Avène que proporciona a la piel una sensación de alivio inmediato.

            Para pieles grasas también están los panes sólidos, que limpian y seborregulan. Evitan la formación de imperfecciones, no tienen jabón y preservan el film hidrolipídico.

- La Roche-Posay Effaclar Concentrado: Barra de limpieza para pieles grasas con tendencia acneica. Ayuda a controlar la producción de sebo, manteniendo la piel limpia y fresca durante el día.

- Bioderma Sebium Pan Limpiador Purificante: Barra limpiadora que limita la formación de las imperfecciones. Enriquecida con principios activos purificantes, sanea la epidermis y limita la secreción sebácea.

            ¿Pieles jóvenes que buscan practicidad? Una opción es ISDIN Acniben Teen Skin Toallitas para imperfecciones localizadas. Pensada para pieles grasas de tendencia acneica, tiene triple acción: limpia los poros en profundidad, disminuye la proliferación de microorganismos y reduce imperfecciones y rojeces. Incluye ácido salicílico, que previene la aparición de acné, y triclosán, de acción antiséptica y antimicrobiana. Su contenido de aloe vera reduce el enrojecimiento y la inflamación de la zona dañada.

            En algunas pieles con exceso de oleosidad y tendencia a las imperfecciones, se recomienda, después de la limpieza, aplicar un tónico astringente y purificante. Los tónicos controlan la oleosidad, ayudan a desobstruir los poros y evitan imperfecciones. Se aplican con la ayuda de un algodón por la mañana o por la noche, sobre la piel previamente limpiada con un producto de higiene. Hay que agitarlos bien antes de usar, y no se retiran. Uno de los más recomendados es Vichy Normaderm Tónico, loción astringente y purificante facial ideal para las pieles sensibles, con imperfecciones y poros dilatados. Los activos con efecto peeling que contiene la loción desobstruyen y cierran los poros.
 


Fuente: Revista ALIADAS (Mayo 2020)

Mar del Plata - Buenos Aires

Seguinos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon