Hidratación de la piel en verano: una necesidad

La protección solar resulta indispensable, pero no es suficiente. En los meses más cálidos, la piel debe ser nutrida y humectada para conservar su elasticidad.

Según datos del INDEC, en Argentina hay 20,6 millones de mujeres, de las cuales casi el 76% (15,5 millones) tienen más de 15 años, que es la edad recomendada por los dermatólogos para iniciarse en el cuidado de la piel.
A partir de los 21 años, la hidratación diaria se transforma en un must, ya que se trata de la edad promedio en la cual la renovación celular se ralentiza y la piel se vuelve más fina, más frágil y menos luminosa.
Se dice que beber dos o más litros diarios de agua ayuda a mantener a la piel hidratada. Si bien ese hábito es positivo, y merece ser incentivado, la hidratación cutánea depende de la presencia de aceites (naturales o incorporados) que retardan la evaporación del agua. Por eso, el uso de productos hidratantes es irremplazable. Es importante seguir rutinas integrales de cuidado de la piel que incluyangeles o leches de limpieza, exfoliantes y, fundamentalmente, protectores solares.

¿Por qué hidratar?

Fundamentalmente, los productos humectantes ayudan a preservar el contenido de agua de la piel en el estrato córneo (la camada superior de las células cutáneas muertas que se desprenden constantemente y se renuevan cada 20 a 28 días).
La piel hidratada contiene usualmente de 10% a 30% de humedad. El estrato córneo se vuelve seco y quebradizo cuando su contenido de humedad baja a aproximadamente 10%.
En definitiva, las rutinas de hidratación actúan para dejar la piel más suave y húmeda, evitando el resecamiento y el envejecimiento prematuro.

 

Fuente: Revista ESENCIA (Enero 2021)
 

Mar del Plata - Buenos Aires

Seguinos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon