Teletrabajo y estudio a distancia: su impacto oculto sobre la salud

En tiempos de home office, donde incluso los chicos y adolescentes necesitan dispositivos para hacer sus tareas escolares, el uso intensivo de la tecnología puede generar ciertos problemas de la salud.

Los smartphones, las computadoras, las tablets y muchos otros dispositivos han dado un paso al frente en estos tiempos de confinamiento social. Si bien resultan sumamente útiles y prácticos para sobrellevar la situación actual, el uso indebido o exagerado de estos dispositivos puede conducir en el mediano y largo plazo a algunos problemas de salud, como los siguientes:

Tendinitis del pulgar. Sin darnos cuenta, acumulamos horas tecleando en el teléfono celular, lo que puede desarrollar una sobrecarga en la base del pulgar. Por ello, evite los mensajes largos en el celular; es preferible enviar mensajes de voz. Y trate de no escribir e-mails (que por lo general son más largos) con el teléfono.

Síndrome del túnel carpiano. Se trata de una lesión que, hasta la llegada de las nuevas tecnologías, solo se veía en adultos mayores. Ahora, debido a la posición de la muñeca al sostener el mouse, se puede desarrollar este trastorno. Sus síntomas son dolores en la articulación de la muñeca y en la palma de la mano cuando se está por un tiempo prolongado con la computadora. Como medida preventiva, coloque el teclado de manera que los brazos estén en ángulo recto, con las muñecas apoyadas y los hombres relajados; y utilice mouse pads especiales, elevados y acolchados.

Codo de tenista. Es una lesión caracterizada por dolor en la cara externa del codo. No se restringe a los deportistas; cualquier persona que realice movimientos repetidos de supinación del antebrazo y extensión de muñeca es susceptible de sufrir la afección. Como prevención, es conveniente apoyar bien la espalda en el respaldo, especialmente en la zona lumbar, y tratar de mantener las muñecas a la altura de la mesa.

Problemas cervicales. La generalización de las computadoras portátiles incrementa los dolores cervicales, dado que sus pantallas no están a la altura de los ojos. Si además no se cuenta con una silla de computación ni mesa o escritorio apropiado, falla todo el sistema ergonómico. Es fundamental mejorar la postura; en el hogar, se puede conectar un teclado externo a la notebook y apoyarla sobre libros, para elevar la altura de la pantalla.

Trastornos del sueño. Está comprobado que las personas que utilizan dispositivos electrónicos antes de ir a dormir tienen más dificultades para conciliar el sueño de forma adecuada. Esto se debe a que la excitación y la luz de los dispositivos reducen la producción de melatonina, también conocida como la hormona de la relajación y el sueño. Lo ideal es evitar el uso de celulares, tablets y netbooks en la cama; para que no influyan en la calidad del sueño, se deben dejar de usar, como mínimo, una hora antes de ir a dormir.

Fuente: Revista ESENCIA (Mayo 2020)

Mar del Plata - Buenos Aires

Seguinos en nuestras redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon